“De esta trinchera sindical, de esta trinchera de reivindicaciones que constituye el Sindicato de los Trabajadores de Puerto Armuelles, han salido los más grandes gritos de conquistas para el obrerismo nacional.
Las conquistas de ustedes no las han obtenido gratis ni se las han otorgado graciosamente. Detrás de todas sus luchas sindicales hay un pasado de sacrificios, de muertes y de batallas. La bala que hirió a Dionisio Arrocha no sólo hirió el corazón de él, hirió la sensibilidad de todos los panameños que estamos dispuestos a conseguir, cueste lo que cueste, una patria mejor para todos.
Aquel embuste convertido en sistema de los que antes nos gobernaban, se vino todo abajo por su propia corrupción. Tengan la total seguridad, la completa y absoluta seguridad, de que ni el general Torrijos ni el equipo que lo acompaña van a faltar en la determinación de hacer de Panamá un país del cual se erradiquen totalmente las injusticias, un país en donde el poderoso no atropelle al pequeño y un país en donde el grande no se ensañe con el humilde.
Y aquí, a iniciativa y por presión del Sindicato de Trabajadores de Puerto Armuelles, surgió una Comisión Codificadora que va a reemplazar un Código Laboral que nació en 1947, y según dicen los entendidos, ya en el año 1947 era un código viejo, por lo que saco en conclusión que ya debe ser código abuelo.” Omar Torrijos
Segmento del discurso en Puerto Armuelles
Día del Trabajo, 1ro de mayo de 1971.
#JuntosTodoEsPosible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario